Image
Top
Navigation
14 octubre, 2013

Twitter y empresas: seis claves para no perderte en la inmensidad

Las empresas y negocios van evolucionando al mismo paso que lo hacen las redes sociales y los consumidores. Quizás años atrás valía con un diseño web bonita y vistosa que ofreciese todos tus productos y servicios al mundo entero. Aunque no quitamos importancia a este hecho, no podemos quedarnos estancados y hay que ir entendiendo el comportamiento de un consumidor que cada vez va adquiriendo mayor peso en la dimensión comunicativa. Un consumidor que no se conforma con simple información, necesita saber más, preguntar, sentirse escuchado y como resultado, feliz con respecto a esa marca.

Con las redes sociales se abre un sinfín de estas posibilidades y, concretamente en Twitter, si sigues estas pautas del twittero eficiente, tienes muchas posibilidades de conseguir una fuerte imagen de marca para tu empresa o negocio.

1. Como ya hemos mencionado, el consumidor se ha posicionado tal vez como el factor número uno a tener en cuenta a la hora de enfocar y vender un producto o servicio. Usar una herramienta que abre tantas oportunidades al acercamiento con el consumidor puede reportarnos beneficios inimaginables. Una marca con feedback es el principio de una sólida comunicación que sin duda asentará las bases de nuestra empresa/negocio y Twitter puede ayudarnos a conseguirlo de una manera sorprendentemente simple y barata.

2. A pesar de estar tan directamente en contacto con el consumidor, no podemos olvidar los valores que  nos representan como empresa. Comunicar sin saber muy bien lo que queremos transmitir es, hablando claro, una pérdida de tiempo. Tenemos que pensar en que cada cosa que contemos desde Twitter aportará valor a nuestra imagen.

3. Otro factor a tener en cuenta es el desarrollo de contenido. Tal vez podemos pensar que en los 140 caracteres que nos ofrece Twitter no podremos decir todo lo que nos gustaría, pero puede ser una oportunidad idónea para poder vincular las publicaciones de nuestra web o blog a esos tweets de aparente escaso contenido. De este modo conseguiremos un titular llamativo que llevará al consumidor a abrir un enlace, mayor reconocimiento para nuestra web y por supuesto, un contenido interesante y actualizado, vitalmente importante para mantener viva una marca.

4. Apóyate en redes sociales que se complementan a la perfección con Twitter y que te ayudarán a conseguir una experiencia más cercana con el consumidor. Claros ejemplos son Instagram y Vine, las redes sociales de la fotografía y los vídeos por excelencia,  o Foursquare, con la que podemos compartir nuestra actual ubicación con nuestros seguidores. Siempre que hagamos un uso controlado de ellas y no saturemos a los otros usuarios, podemos conseguir excelentes resultados si lo combinamos con el ya mencionado y tan importante contenido.

5. Aprender de la competencia no es un hecho a evadir en el caso del social media. Ojo, no te estamos aconsejando que copies las técnicas sociales de otras empresas o negocios, pero si que aprendas de sus aciertos y errores e intentes de esta manera mejorar. Nada mejor para aprender que ser observador.

6. Ante todo, ármate de paciencia. “Roma no se construyó en un día” y tu negocio no será trending topic en dos (ni en cuatro). Pero el trabajo en redes sociales, en Twitter en este caso en concreto, es toda una carrera de fondo. No esperes mil seguidores con unos retweets y un desbordante despliegue de menciones en el primer mes. Pero mantente firme a los anteriores consejos y a largo plazo seguro que divisarás resultados y te darás cuenta de que usar las redes sociales a favor de tu negocio merece la pena.

Submit a Comment

Posted By

Categories

Uncategorized