Image
Top
Navigation
16 septiembre, 2013

Redes sociales de la empresa: por dónde empezar

Es un hecho que cada día se van sumando empresas a las redes sociales, estos canales de comunicación están cada día más presentes en nuestro día a día y en contra de los que algunos auguraban como una moda pasajera la tasa de abandono de las redes sociales es muy baja. Las relaciones personales y con otras personas generan satisfacción y al fin y al cabo de eso tratan las redes sociales, de relacionarnos con otras personas y mantenernos en contacto de un modo ágil y directo.
A pesar de todo esto, muchas empresas no saben como incorporarse al mundo 2.0, es normal cierto temor pero muchos de los cuales son infundados.
Uno de los más habituales que nos encontramos son empresarios que temen que “si me sumo a las redes sociales me pueden criticar”, siempre solemos responder con el mismo ejemplo, si trabajaras en una oficina y se comenzara a circular un rumor sobre ti, que prefieres, ¿no enterarte? ¿o saberlo cuanto antes para poder actuar o responder?. Las redes sociales nos dan muchísima información, incluso de lo que estamos haciendo mal, si varios usuarios de Google+ califican nuestro establecimiento y opinan que el servicio es lento, o que los baños están sucios, ya sabemos con claridad como mejorar nuestro negocio, debemos focalizarnos en esos aspectos para mejorar.
Otra de las grandes dudas es que redes sociales elegir, es raro recomendar estar en muchas redes sociales a no ser que se espere obtener un gran retorno de esta presencia y se cuente con un presupuesto importante para invertir, ya si bien es cierto que la presencia en ellos es gratuita (excluyendo la publicidad en ellos obviamente) debe dedicarse tiempo a alimentarlas, y estas horas para una empresa es un coste.
Hay que tener claro el objetivo que tenemos al comenzar en las redes sociales y definir una estrategia que se mantenga en el tiempo, podemos usarlas, por ejemplo, para comentar nuestra actividad habitual y que los clientes y posibles clientes conozcan de primera mano nuestra empresa o las personas que la componen.

También es cierto que nos encontramos sectores que no dan para este tipo de actualización por ser temas más monótonos o en algunos casos confidenciales, como puede ser el caso de asesorías. Otra estrategia habitual en estos casos es aportar contenido interesante para los fans o seguidores, mantenernos actualizados y compartir contenido útil para ellos puede hacer también que generemos comunidad en torno a nuestro negocio además de posicionarnos como expertos del sector.
Quizá el paso más sencillo para comenzar es una fanpage de Facebook, recordad que un error habitual es utilizar un perfil de persona (que tiene amigos) para tener el perfil de la empresa, cuando lo correcto como decimos es crear una fanpage, si estáis aun en una fase muy inicial os recordamos que es un perfil de persona el que una vez dentro de Facebook puede crear una página de fans, no se puede crear directamente una página de fans, siempre debe administrarla un perfil de persona.
Las páginas de fans o fanpages disponen de las potentes herramientas de estadísticas y de creación de anuncios y las páginas personales no.
En otro post comentaremos los consejos fundamentales para publicar en Facebook y Twitter, si tenéis alguna duda podéis participar en el blog y os intentaremos ayudar.
Nos leemos!

Submit a Comment

Posted By

Categories

blog, Marketing on-line