Image
Top
Navigation
30 septiembre, 2013

Campaña 50 aniversario Calzados La Defensa

El aniversario de un negocio siempre es un momento muy especial, sobre todo si se trata nada más y nada menos que de 50 años. En este caso recibimos el encargo de Calzados La Defensa, comercio emblemático de la transitada calle Burgos de Santander, de realizar una serie de propuestas para celebrar este momento y a la vez dar visibilidad al negocio.

Una de las piezas clave para la campaña teníamos claro que sería el espectacular escaparte de 10 + 5 metros con una excelente ubicación. Para se ello se propuso repasar la historia del comercio década a década aprovechando para ello la estructura interna del escaparate, para ofrecer una solución espectacular pero sencilla de realizar y por lo tanto con un coste razonable.

escaparate_aniversario5

Para estos cinco paneles se buscaron fotografías antiguas de Santander en el Centro de Documentación de la Imagen, encontrando alguna joya, una fotografía que ni la actual propietaria conocía, del año 1964, un año después de inaugurar, en la que se ve la fachada del establecimiento. La muestra se completaba con fotografías de la zona en diferentes épocas.  Para que fuera más atractivo también se añadieron pinceladas de como ha variado la moda desde los años 60 y de personajes o hechos importantes de cada una.

El escaparate pudimos comprobar que resultó un éxito provocando los comentarios de los viandantes, especialmente de la gente mayor a los que hicimos recordar como era la zona hace 50 años y en general de todos los que se asomaban a ella y comentaban “¿te acuerdas como era esto?”

escaparate_aniversario4

Durante la semana posterior a inaugurar el escaparate se puso en marcha una promoción por la que por cada compra se obsequiaba con un paraguas conmemorativo, en unos vistosos colores rojo y plata y serigrafiados con el logotipo del aniversario.

Para dinamizar la calle se contó con dos chicas que atabiadas con disfraces de bolso rotulados repartían globos a los niños, llamando la atención de todos los transeúntes, algunos de los cuales se hacían fotos con ellas.

En resumen, un gustazo de campaña, una alegría ver que en los tiempos que corren un comercio puede celebrar sus 50 años de actividad y unos resultados realmente buenos, ya que el cliente no paraba de recibir felicitaciones por la idea.

Submit a Comment